España tiene una asignatura pendiente y se llama conciliación. Por fortuna, las instituciones no permanecen impasibles a ello y están tratando de resolver el problema implantando diferentes medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar de las que tú puedes beneficiarte. 

¿Quieres saber cuáles son? Te las contamos en este artículo.

4 medidas de conciliación familiar y laboral que debes conocer

La conciliación familiar y laboral es la única vía para garantizar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. La sociedad lo tiene claro. Por ello, exige medidas destinadas a favorecer que las trabajadoras y los trabajadores tanto autónomos como por cuenta ajena puedan conciliar el trabajo con la faceta familiar y personal sin sentirse abrumados. 

La conciliación es una tarea delicada y complicada como tú bien sabes, y que requiere estar haciendo malabares a diario para poder llegar a todo. Estas son las principales medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar que existen en España en estos momentos y que debes conocer. 

#1 Baja de maternidad y paternidad para autónomos y trabajadores

La ley de conciliación de la vida familiar y laboral contempla el permiso retribuido por maternidad y paternidad al que se pueden acoger tanto trabajadores autónomos como por cuenta ajena. Esta medida también incluye supuestos de adopción o acogimiento.

El periodo de descanso obligatorio para ambos progenitores es de seis semanas reconociendo para la mujer la totalidad de 16 semanas (dos más en caso de parto o adopción múltiple). En el caso de los hombres, tienen reconocido un permiso de 12 semanas gracias al Real Decreto-Ley 6/2019 que entró en vigor el 1 de enero de 2020.

#2 Reducción o adaptación de la jornada de trabajo

Otra de las medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar a las que puedes acogerte desde el 8 de marzo de 2019 (Día Internacional de la Mujer) es la relativa a la adaptación de la jornada laboral tanto en duración como en distribución horaria e incluso en forma de prestación (teletrabajo). Este nuevo derecho se aplica sin necesidad de reducir horas de trabajo y, por tanto, sin reducir el salario. 

Además, esta medida de conciliación no está supeditada a la paternidad o la maternidad (en estos casos se pueden hacer efectiva la solicitud hasta que los hijos cumplan 12 años), sino que también pueden beneficiarse aquellos que no tengan hijos, un aspecto interesante para quienes tengan familiares dependientes a cargo.

Por otro lado, los trabajadores que lo deseen pueden solicitar una reducción de jornada lo que supondría un descenso en la carga de horas de trabajo y, en consecuencia, una disminución del sueldo.

#3 Permiso de lactancia

Una de las medidas de conciliación novedosas es la ampliación del permiso de lactancia a los dos progenitores en caso de que ambos trabajen. Este derecho reconoce al progenitor una hora de ausencia del trabajo durante los primeros nueve meses de vida del bebé, que se puede dividir en dos fracciones. También cabe la opción de aplicar esta medida sustituyendo la hora de lactancia por una reducción de media hora en la jornada laboral.

#4 Excedencia laboral para el cuidado de hijos o familiares

Otra alternativa para conciliar el trabajo con la vida personal y familiar es acogerse a un periodo de excedencia. En caso de que esté motivado por el cuidado de un hijo tendrá una duración máxima de tres años a contar desde la fecha de nacimiento del bebé.

Si la excedencia está destinada al cuidado de un familiar dependiente (enfermedad, accidente…), la duración se prolonga durante un año. Si te acoges a este derecho, debes saber que la empresa debe reservar tu puesto de trabajo durante el primer año, transcurrido el cual te deberá asignar a tu vuelta un puesto de grupo o categoría profesional equivalente.

Falta de flexibilidad horaria, jornadas de trabajo de larga duración y, en ocasiones, falta de compromiso en las empresas para fomentar la verdadera igualdad son los principales problemas que adolecen las mujeres hoy en día porque, a pesar de todos los avances, siguen siendo ellas quienes asumen en su mayoría las tareas del cuidado. 

Así lo demuestra la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada en junio de 2019: El 5,58 % de las mujeres dejó de trabajar en 2018 por cuidado de personas dependientes frente a un 2,31 % de hombres que tomaron esta decisión. Este es el motivo por el cual muchas mujeres optan por el emprendimiento como forma de compaginar la vida laboral y familiar.

Aunque es cierto que queda mucho trabajo por hacer en lo que a materia de conciliación se refiere, estás en tu derecho de acogerte a estas medidas si cumples los requisitos para ello. Contacta con nosotros y te informaremos sobre todas las medidas para la conciliación de la vida laboral y familiar que están a tu disposición y te asesoraremos para beneficiarte de ellas.

Call Now Button
Catalan Catalan English English Spanish Spanish