Podríamos decir que las tareas fiscales y contables de las empresas son la parte más importante de ella. Y sí, es cierto que vender o generar beneficios es esencial para que crezca y siga existiendo, pero si ese dinero no lo gestionamos de manera adecuada no nos servirá de nada.

Cada vez son más las empresas que externalizan estas tareas, pero aún hay muchas que no quieren hacerlo porque lo consideran más un gasto que una inversión. Y ahí es dónde está el cambio, en verlo como un elemento positivo para que el negocio tenga las cuentas saneadas y todo correctamente con Hacienda.

Son las PYMES y los autónomos los que tienen más reparos en realizar la externalización de toda la parte fiscal y contable de su negocio. Es cierto que la parte fiscal, por todas las dudas que genera y los problemas que pueden tener con Hacienda si no lo hacen de manera correcta, es la que menos cuesta delegar. Pero aún cuesta ver por qué gestionar de forma correcta y puntual la contabilidad es bueno para el crecimiento de la empresa.

Beneficios de externalizar la gestión fiscal

Cuando se tiene una empresa se adquieren, desde casi antes de crearla, unas obligaciones con Hacienda que hay que cumplir, y, además, de manera correcta y dentro de los plazos establecidos. Si no se hace, puede haber multas, declaraciones paralelas y demás inconvenientes que, además de tiempo, nos harán perder dinero.

Aquí te enumeramos algunos de los beneficios que te aportará externalizar la gestión fiscal de tu negocio:

  • Sabrás que estás delegando esta tarea en un profesional que entiende cómo funciona Hacienda, los plazos, cómo hay que presentar las cosas.
  • Impuestos correctamente presentados. Según el tipo de negocio o empresa que se tenga, habrá que hacer declaraciones trimestrales, anuales, de sociedades, beneficios… Son muchos los papeles a presentar y tu asesor lo tendrá controlado.
  • Quizá es el beneficio que más se nota de manera inmediata. Tendrás esta parte controlada y delegada y podrás ocupar tu tiempo en tareas del negocio donde se es más productivo.
  • Será el asesor el que esté al tanto de todas las actualizaciones de leyes y nuevos impuestos a pagar. También de las bajadas, subidas y nuevas desgravaciones que se aprueben.

Razones para externalizar la contabilidad

Las razones son muy parecidas a las de por qué externalizar la fiscalidad, pero vamos a empezar por una que puede que no te hayas planteado.

  • ¿Tienes una planificación de ingresos y gastos en tu negocio? ¿Sabes lo que vas a necesitar durante el año para sobrevivir y crecer? Son muchos los negocios que van al día, que apagan fuegos según llegan y hacen la contabilidad a posteriori. Pero tener una buena planificación de cómo será el año te permitirá afrontarlo con tranquilidad y sabiendo qué hacer en cada momento.
  • Previsión ante imprevistos. El punto anterior nos lleva a este. Si tenemos una correcta planificación y alguien que solo está dedicado a la contabilidad, la previsión financiera ante los imprevistos será más eficiente.
  • Ahorro de tiempo. La contabilidad es algo que a la gran mayoría le da pereza hacer, y el día a día suele dejar sin tiempo a empresarios y autónomos para hacer esta parte de su negocio, que es vital. Si lo delegas tendrás seguro de que estará al día y no habrá sorpresas innecesarias.
  • Evitar errores. Puede que seas un experto en contabilidad, pero la gran mayoría lo que tiene son nociones básicas que pueden provocar pequeños errores. Confiar los números a profesionales tiene la ventaja de que estarán haciendo de manera correcta su trabajo y evitarán las equivocaciones.

Cómo externalizar la gestión contable y fiscal de tu empresa

Antes de delegar esta parte de tu negocio tienes que hacer una buena investigación de qué es lo que necesita tu empresa para encontrar el perfil adecuado. Contrata siempre a aquellas personas que te den confianza y con quien te sientas cómodo a la hora de delegar esta parte tan delicada de tu empresa, ten en cuenta que tendrás que tratar mucho con él.

Es esencial que, una vez lo tengas externalizado, haya una buena comunicación por ambas partes. Los asesores necesitan estar informados de todo lo que acontece en el negocio para que su trabajo sea más eficaz. Pero esta comunicación tiene que ser bidireccional porque es necesario que estés al día de todo lo relacionado con la parte fiscal y contable de tu empresa.

Y tendrás que dejar claro cuáles son las competencias de cada uno, para que luego no haya malos entendidos y se queden cosas sin hacer o se pise el trabajo de los demás.

Cuando externalices esta parte de tu negocio tendrás que hacerlo en alguien que te de confianza, no te fijes sólo en el precio, busca la profesionalidad y la calidad en el servicio y ojo con el intrusismo profesional, no te dejes embaucar.

Si necesitas ayuda como empresa o profesional, desde Capellas podemos asesorarte.

Catalan Catalan English English Spanish Spanish
Call Now Button